Chino > Temas > Tibet de China
Panchen Lama pide estabilidad en Tíbet
2012/07/24

 El XI Panchen Lama, Bainqen Erdini Qoigyijabu (c), llega al Templo Jokhang, en Lhasa, capital de la Región Atónoma del Tibet, el 24 de julio de 2012. El Panchen Lama llegó a Lhasa el lunes para visitar el templo, como viene siendo tradición desde hace años.

LHASA, China, 24 jul (Xinhua) -- Un líder espiritual del Budismo tibetano pidió hoy a los monjes que promuevan la estabilidad social en el Tíbet.

"Si una persona no protege la estabilidad social, no tiene derecho a ser llamada un hombre de religión", dijo el XI Panchen Lama, quien se reunió con los líderes de la región autónoma del Tíbet en su residencia en Lhasa el segundo día de su visita a la ciudad.

El Panchen Lama dijo que la esencia y responsabilidad de un religioso consisten en ayudar a la gente a llevar a cabo buenos actos y en promover la armonía y desarrollo social a través de la predicación religiosa.

"Y los religiosos mismos deben acatar las leyes y el código religioso de conducta", agregó.
El Panchen Lama hizo las declaraciones luego de que varias áreas tibetanas de China reportaran casos de autoinmolación en los meses recientes, en su mayoría de gente de monasterios.

No obstante, el importante lama dijo que el Tíbet y el Budismo tibetano están en su mejor momento de desarrollo y en particular elogió los esfuerzos del gobierno para expandir la cobertura de seguro médico y de seguridad social a todos los monjes y monjas de monasterios del Tíbet.

Urgió a los monjes a que aprecien lo que tienen ahora y que hagan más para proteger la estabilidad social.

El Panchen Lama empezó el lunes su vista de este año a Lhasa. Hoy visitó el Templo Jokhang, el monasterio más venerado en la "ciudad sagrada" de Lhasa, donde rindió homenaje a las estatuas de Budas y encabezó un servicio de oración.
En 1995, a la edad de seis años, fue elegido como la reencarnación del décimo Panchen Erdeni en Jokhang a través del método tradicional de selección con una urna de oro. Elogiado por líderes del gobierno por su capacidad de expresión oral y por su conducta después de 17 años de buena presencia, el lama de 22 años declaró que se siente "presionado" debido a las elevadas expectativas que pesan sobre él.

"Siento que tengo una importante tarea y asumo grandes responsabilidades, pero utilizaré esa presión como motivación", dijo el Panchen Lama.

"Confío en que el Budismo tibetano desempeñe un papel más activo para promover la armonía social y el desarrollo de China", añadió. "Por eso, las autoradides y toda la población en el Tíbet pueden sentirse tranquilos".
Suggest To A Friend:   
Print