Chino > Temas > Tibet de China
POBLACION Y NACIONALIDADES
2007/11/30

Población total y densidad: La Región Autónoma del Tibet es una zona menos poblada y de la más pequeña densidad entre todas las provincias y regiones autónomas de China. Según estadísticas del cuarto censo demográfico nacional de 1990, la población total de la Región Autónoma del Tibet sumaba 2.196.000( un aumento neto de 1.196.000 sobre 1950) y la densidad era de menos de dos personas/Km2. Hastas fines de 1994, la población total de la Región Autónoma del Tibet totalizaba 2.320.000, siendo los tibetanos 2.236.000, es decir, un 96,4 por ciento; los han, 66.000, un 2,8 por ciento; otras minorías nacionales 18.000, un 0.8 por ciento.

Crecimiento Demográfico: Desde 1970, la tasa de natalidad y la de crecimiento vegetativo han sido superiores al nivel medio del país. Durante el período comprendido entre 1982 y 1990, la poblacion de nacionalidad tibetana de toda la región había regisgtrado un aumento de 309.800 y la tasa de crecimiento vegetativo era de 17,34 por mil, un 2,64 por mil más que la tasa media del país registrada en el mismo período. En los últimos diez años, el aumento anual de la población de la Región Autónoma del Tibet ha sido por término medio de 38.000.
El nivel de salud de la población también se ha elevado rápidamente. La esperana de vida al nacer ha aumentado de 36 años de antes de liberación pacífica a 65 años de la actualidad. Desde la década del 70, China viene aplicando ampliamente la planificación familiar y preconiza la consigna de que cada matrimonio tenga un solo niño. Pero en el Tibet, de acuerdo con la realidad local, el Gobierno de la Región Autónoma ha aplicado una política especial y sólo lleva a efecto la planificación familiar entre los cuadros y empleados de la nacionalidad han que trabajan en el Tibet. No ha planteado tal consigna entre los cuadros y empleados tibetanos. A partir de 1984, el Gobierno de la Región Autónoma del Tibet empezó a promover la planificación familiar entre los cuadros y empleados tibetanos y entre los habitantes de la ciudad y poblado, estimulándoles a que cada matrimonio tenga dos niños a intervalos. La población que realiza la planificación familiar ocupa alrededor del 12 por ciento de la población total. En el curso de la planificación, se persiste en el principio voluntario, se opone a y está prohibida toda forma de aborto forzado. No se ha practicado la planificación familiar entre los campesinos y pastores que representan el 88 por ciento de la población de toda la región. Entre ellos sólo se imparte la educación sobre el método científico del control de nacimiento y se difunde el arreglo razonable de natalidad, la procreación sana y la buena crianza con el fin de garantizar la salud de las madres y los bebés y elevar la calidad de los habitantes. En cuanto a los campesinos y pastores que solicitan voluntariamente las medidas para el control de natalidad, los departamentos sanitarios del gobierno les prestan servicios sanitarios seguros y confiables. En la actualidad, la tasa de nacimiento anual demográfico de la Región Autónoma del Tibet llega a más del 23 por mil y la tasa de crecimiento vegetativo, a más del 15 por mil, mientras que la de crecimiento vegetativo que el Gobierno de la Región Autónoma del Tibet ha establecido para controlar la población total es del 16 por mil.

Composición de Nacionalidades: La Región Autónoma del Tibet es donde están más concentrados los habitantes de nacionalidad tibetana, que suponen el 45 por ciento de la nacionalidd tibetana del país. Además de la nacionalidad tibetana, en la Región Autónoma del Tibet viven también las nacionalidades menba, luoba, han, hui y xiarba. Los tibetanos  son los habitantes principales de la región. El idioma pertenece a la filial tibetana de la rama tibetano-birmana de la familia sino-tibetana y se divide en tres zonas donde se habla los dialectos weizang, kang y anduo. La nacionalidad tibetana se dedica principalmente a la agricultura y ganadería y los habitantes urbanos, a la artesanía, la industria y el comercio. Los habitantes profesan el budismo tibetano, son hospitalarios y francos, y saben cantar y bailar. Los cantos tibetanos son agradables al oído y acompañados de toda clase de movimientos coreográficos. Los tibetanos llevan ropa de seda o de algodón con mangas largas. Los hombres llevan túnica holgada y las mujeres, túnica sin mangas con cinturón en la cintura; las mujures casadas llevan preferentemente un delantal con motivos parecidos al arco iris. Tanto caballeros como damas se peinan con trenzas y prefieren llevar adornos. Varían la vestimenta y los adornos en distintos lugares. El alimento principal es la zamba (un alimento preparado con agua de té y harina molida de cebada local y de lenteja y revuelta en una olla a fuego lento). Les gusta tomar té con mantequilla, té con leche y vino elaborado a base de la cebada local y comer carne de res y cordero, pero no se come carne de animal perisodáctilo. Los habitantes que vivían en tiempos remotos en la meseta del Tibet practicaban el entierro en la tierra, pero ahora los tibeanos prefieren el entierro celestial, la incineración y el entierro en el agua.

La menba es una antigua etnia de la meseta del Tibet y habita principalmente en el área de Menyu, Sur del Tibet. Parte de los menbas viven en el distrito Meto, Linchi y Cona.La lengua pertenece a la filial menba de la rama tibetano-birmana de la familia sino-tibetana y los dialectos son complicados sin sistema de escritura. En general, los menbas saben hablar el tibetano y para escribir usan el tibetano. Se dedica principalmente a la agricultura y, a la vez, a la ganadería, la silvicultura, la caza y la artesanía. Tanto hombres como mujeres prefieren llevar túnica roja de tejidos de lana, se ponen gorritos con copa de color marrón, cinta naranjada y un hueco en el frente o gorro de fieltro de pelo negro; las mujeres llevan brazaletes, aretes y otros adornos y los hombres, machete en su cintura. A los menbas de ambos sexos les gusta tomar vino y rapé. El alimento principal es el arroz, maíz y alforfón. Los menbas profesan en su mayoría el budismo  tibetano y en algunos lugares creen en hechicería primitiva. Se practica en general el entierro en el agua y también el entierro en la tierra, el celestial y la cremación.

La etnia luoba vive principalmente en el área de Luoyu, Sureste de la Región Autónoma del Tibet, y el resto habita en forma dispersa en las áreas de Changlin, Meto, Zayu, Lonzi y Lanzong. Su lengua pertenece a la rama tibetano-birmana de la familia sino-tibetana, sin escritura. Para escribir se usa en general el tibetano. Los luobas se dedican principalmente a la agricultura y saben trenzar tiras de bambú. A los hombres les gusta ponerse chaqueta de lana sin mangas que llega hasta el vientre y el casco con alas hecho de piel de oso o de bejuco. Las mujeres llevan blusa con cuello redondo y mangas estrechas, falda apretada en forma de tubo y larga hasta llegar a más alla de los rodillos, y polaina de una sola pieza para envolverse la pierna. El alimento principal es maíz y se come también arroz y alforfón.

La mayoría de los huis que viven ahora en el Tibet son descendientes de los que se trasladaron aquí de Gansu, Shaanxi, Qinghai, Sichuan y Yunnan durante la dinastía Qing y una minoría provenía de Asia Central. Habitan principalmente en Lhasa, Xigaze y Qamdo; se dedican en su mayoría al comercio, la artesanía y la matanza de reses. Usan el tibetano y también el han(chino). En los asuntos religiosos, se usa urdu y árabe. Profesan el islamismo y tiene mezquitas en Lhasa y otros lugares.  



La nacionalidad xiarba vive principalmente en el poblado de comercio fronterizo Lixing, próximo al puerto de Zhangmu y en el área de Dingye. Los xiarbas se dividen en cuatro varnas (apellido de familia). Los de la misma varna no puede contraer matrimonio. Profesan el budismo. Viven en casas de dos pisos de estructura de madera. Hombres y mujeres se visten todos una prenda exterior de mangas cortas tejida con lana blanca y ribeteada con color negro. Los cantos y danzas de los xiarbas tienen una melodía  agradable y suave y son similares a algunas danzas folklóricas de Nepal y Pakistán.

La mudanza de muchos de los han al Tibet tuvo lugar en la dinastía Qing (1644-1911). Parte de ellos ya están asimilados por la etnia tibetana. Los han que viven ahora en el Tibet son en su mayoría técnicos, obreros, maestros, trabajadores sanitarios y médicos así como cuadros procedentes de otras provincias, municipios y regiones autónomas del país.

Suggest To A Friend:   
Print