Chino > CHINA ABC
DISCURSO DEL EMBAJADOR EN EL SEMINARIO "ASIA Y LATINOAMÉRICA EN LA BÚSQUEDA DE UNA ASOCIACIÓN PARA EL DESARROLLO"
2012/08/01

Seminario Internacional

"Asia y Latinoamérica en la búsqueda de

una asociación para el desarrollo"

SEGIB, CAF y BID

 

EL DESARROLLO PACÍFICO DE CHINA Y SU SIGNIFICADO PARA LA REGIÓN

EMBAJADOR QU SHENGWU

Cámara Mercantil de Productos del País

Montevideo, 31 de julio de  2012

Señoras y Señores

¡Buenas tardes!

Es para mí un gran placer volver a la Cámara Mercantil de Productos del País, charlando con ustedes sobre el Desarrollo Pacífico de China. Agradezco esta oportunidad ofrecida por la SEGIB, la CAF y el BID, en la ocasión de que me permito presentarles la actualidad y los desafíos para la China de hoy, y el significado del Desarrollo Pacífico de China para los socios de cooperación.

I. Desarrollo Pacífico de China

Durante las últimas tres décadas, China abrió con éxito un camino apropiado para su condición nacional, y así ha logrado notables progresos: la economía crece constante y establemente, el nivel de vida eleva de manera considerable; se concede alta importacia al desarrollo de relaciones amistosas y de cooperación, contribuyendo a la construcción de un mundo armonioso.

Tomamos como ejemplo las cifras del año 2011: el PIB del país llegó 7,3 billones de dólares, que supone el segundo puesto en el mundo; el volumen de intercambio comercial logró un crecimiento de más de 20%, registrando 3,6 billones de dólares; siguen ampliando las inversiones directas bajo la aplicación del concepto “marchar al exterior”.

Sin embargo, debemos conocer que, China es un país en desarrollo que se encuentra en la etapa mediana de industrialización, enfrentando desafíos como el desequilibrio de desarrollo regional, la relevante contradicción estructural y la repercusión de la crisis en el marco internacional. Bajo dichas circunstancias, el 12º Plan Quiquenal se concentra en el cambio de modelo de desarrollo económico y un ajuste estrutural, enfocándose al progreso científico-tecnológico y la mejora cualitativa de la mano de obra, a fin de conseguir un crecimiento de alta calidad – esta es justa la razón por la que el gobierno chino regula la velocidad al nivel de 7,5% en vez de 10% que lleva por años.

A mi juicio, pese a las presiones endógenas y exógenas, la economía de China goza de considerable potencialidad y dinamismo: los recursos materiales e institucionales acumulados durante 30 años de reforma y apertura, constituyen la firme garantía para el sano desarrollo del mercado y el estable crecimiento económico; el rápido desemvolmiento de industrialización y urbanización acelera de manera continua la creatividad y la demanda interna; el reforzado sistema financiera con la experiencia de resistir la crisis internacional, y la operación razonable de finanzas públicas, crea un entorno confiable para inversiones.

China avanza siguiendo el camino de desarrollo pacífico. El desarrollo del país no sería posible sin un entorno estable y amistoso. El desarrollo de mi país ha sido sin duda un fruto de hacerse amigo con toda sinceridad y atención bajo el tema de Paz y Desarrollo de la comunidad internacional durante los últimas décadas. Francamente, hoy se nos presentan cada día más vicisitudes en la arena internacional, las crisis regionales se van extendiendo inevitablemente por todo el globo. Siendo uno de los grades países en desarrollo, China está preparado para asumir responsabilidades más pesadas, también dispuesto a enfrentar los desafíos e incluso inquietudes y dudas de algunos.

Recuperada de las heridas dolorosas que se le dejaron las guerras, China precia sumamente la Paz, no menos que ningún pueblo del mundo. Estoy convencido de que, en cuanto a amar la Paz, no existe diferencia cultural ni ideológica. Décadas de trabajo como diplomático, he experimentado en persona el camino de China, quien ganó el reconocimiento de mundo y se creció como un papel importante en la comunidad internacional, valiéndose de la actitud y acciones sinceras y honestas. La China de hoy, seguirá firmemente su camino, persistiendo en la política exterior independiente y de paz, difundiendo el nuevo concepto de seguridad caracterizado por la confianza mutua, el beneficio recíproco, la igualdad y la coordinación, adheriéndose a la concepción de responsabilidad internacional activa y eficaz, a fin de impulsar junto con otros países la construcción de un mundo armonioso.

II. China – América Latina y el Caribe

China y las naciones de la región somos países en vías de desarrollo cargados de esperanza y con espíritu de superación, formamos parte importante de las fuerzas emergentes internacionales, y nos constituimos como fuerzas activas defensoras de la paz mundial y promotoras del desarrollo conjunto. En las actuales circunstancias internacionales, se están ampliando nuestros intereses comunes, van en aumento las demandas recíprocas, se hace cada día más vehemente nuestro deseo de reforzar la cooperación entre las empresas e incrementar el intercambio entre los pueblos.

En 2008, el Gobierno chino emitió el Documento sobre la Política de China hacia América Latina y el Caribe, en el que planteó establecer la asociación de cooperación integral basada en la igualdad, el beneficio mutuo y el desarrollo conjunto, propuesta que encontró amplio eco entre los países de la región. Asimismo, la cooperación pragmática entre ambas partes ha alcanzado un desarrollo a saltos. A partir de 2001, el comercio entre China y la región ha tenido un incremento anual medio superior al 30% para alcanzar los 241.500 millones de dólares en 2011, siendo China el segundo socio comercial y una de las principales fuentes de inversión para América Latina y el Caribe. Ambas partes han hecho progresos considerables en la cooperación en finanzas, recursos, energía, infraestructuras, alta tecnología y agricultura.

La parte china está dispuesta a trabajar con la mayor sinceridad para ahondar la cooperación, lograr la disponibilidad recíproca y procurar la ganancia compartida:

Primero, profundizar la cooperación estratégica entre China y América Latina y el Caribe sobre la base de la confianza política mutua. La parte china propone crear el Foro de Cooperación China-América Latina y el Caribe con vistas a instituir una plataforma de nivel más elevado para reforzar la cooperación general entre ambas partes. China está dispuesta a establecer un mecanismo de diálogo periódico a nivel de Canciller entre China y la troika de la CELAC y convocar la primera reunión de dicho mecanismo en el curso de este año. Estamos a la expectativa de sumarnos a los esfuerzos de la región para jugar un rol constructivo en los asuntos internacionales, en salvaguardia de los intereses comunes de las naciones en vía de desarrollo.

Segundo, ensanchar los intereses comunes de China y la región, con énfasis en la cooperación económica y comercial. Debemos combatir el proteccionismo comercial, ampliar la apertura mutua de mercados, optimizar la estructura comercial e intensificar la cooperación en materia de aduana y control de calidad y cuarentena, procurando que el volumen comercial supere los 400.000 millones de dólares en el próximo lustro. China no persigue el superávit comercial, dispuesta a importar de la región más productos manufactureros y de alto valor agregado aparte de materias primas, con vistas a lograr un comercio balanceado y sostenible entre ambas partes.

Tercero, China y la región deben fortalecer aún más la cooperación en inversión y finanzas. La parte china se dispone a tomar la iniciativa para crear el Fondo de Cooperación China-América Latina y el Caribe, al cual instituciones financieras chinas aportarán como primer paquete 5.000 millones de dólares. Acogemos la participación de países latinoamericanos y caribeños en la constitución del Fondo, para invertir conjuntamente en proyectos de cooperación en la industria manufacturera, las altas y nuevas tecnologías y el desarrollo sostenible. El Banco de Desarrollo de China liderará el otorgamiento de una línea de crédito especial de 10.000 millones de dólares, destinada a promover la cooperación en la construcción de infraestructuras, incluyendo ferrocarriles, carreteras, puertos, centrales y redes eléctricas e instalaciones de telecomunicación, entre otros sectores que tienen una estrecha vinculación con la producción y el bienestar de nuestros pueblos. En el próximo mes de octubre, la VI Cumbre Empresarial China-América Latina y el Caribe tendrá lugar en Hangzhou, China. A este evento sean bienvenidos los empresarios de la región.

Cuarto, salvaguardar la seguridad alimenticia de China y la región tomando como soporte la cooperación agrícola. China es el mercado duradero y estable para la exportación de productos agroalimentarios de la región. La cooperación agrícola entre ambas partes será mutuamente beneficiosa y de ganancia compartida. La parte china propone crear el Foro de Ministros de Agricultura China-América Latina y el Caribe, además, proponemos establecer entre China y la región un mecanismo de reserva alimentaria de emergencia de 500.000 toneladas. El Gobierno chino aportará 50 millones de dólares para constituir el fondo especial de fomento a la cooperación agrícola, destinado a instalar centros de investigación y desarrollo en ciencia y tecnología agrícola, parques demostrativos de agroindustria y zonas de inversión y desarrollo agrícolas. Haremos esfuerzos por lograr que de aquí a 5 años, haya un intercambio de 500 expertos y técnicos agrícolas, y el comercio de productos agrícolas supere los 40.000 millones de dólares.

Asímismo, incrementar la amistad entre los pueblos de China y América Latina y el Caribe tomando como nexo el intercambio en lo cultural y humano, ampliando la cooperación en educación, cultura, prensa y deportes.

Señoras y señores,

El desarrollo de China no puede separarse del desarrollo mundial y la prosperidad y estabilidad mundiales no pueden separarse tampoco de China. El desarrollo pacífico de China, para el mundo, significa mucho más oportunidades que desafío o, aún menos, amenaza; significa beneficio mutuo y ganancia compartida en vez de "juego de suma cero".

En el Este del mundo, China está emergiendo; en el otro hemisferio, las naciones latinoamericanas están unidas convirtiéndose en potencia importante. Me permito aludir unas palabras del Primer Ministro Wen Jiabao: “A raíz de la implementación de la política de reforma y apertura a finales de los años 70 del siglo pasado, se han operado cambios titánicos en una gran nación antigua del Oriente como China. Sin embargo, no ha cambiado su condición básica como país en vías de desarrollo; no ha cambiado su política exterior de unión y cooperación con los numerosos países en desarrollo; tampoco han cambiado los sinceros sentimientos de su pueblo hacia los pueblos latinoamericanos y caribeños.” Es de mi deseo que aportemos juntos esfuerzo para un mejor y constante desarrollo entre China y la Región.

¡Gracias!

Suggest To A Friend:   
Print