Chino > NOTICIAS
Embajador Wang Gang publica artículo en Multimedio La República
2020/07/29

El 29 de julio de 2020, el Multimedio La República publicó en versión papel y online, un artículo del Excmo. Sr. Wang Gang, embajador de China en Uruguay, titulado China y ALC, unidos contra COVID-19.

He aquí el texto íntegro:

China y ALC, unidos contra COVID-19

 Wang Gang, embajador de China en Uruguay

El 23 de julio de 2020, se celebró una videoconferencia de Cancilleres de China y Estados de América Latina y el Caribe sobre cooperación en pandemia COVID-19, copresidida por el Consejero de Estado y Canciller de China Wang Yi y el Secretario de Relaciones Exteriores de México Marcelo Ebrard. El evento contó con la participación del flamante Canciller del Uruguay Emb. Francisco Bustillo.

En la actualidad, la continua expansión de COVID-19 a nivel mundial ha puesto bajo seria amenaza a la vida y salud de todos los pueblos incluyendo los de China y América Latina y el Caribe, y ha impactado gravemente en el desarrollo socioeconómico de todos los países. La videoconferencia dio señales de la determinación de China y América Latina y el Caribe de aunar los esfuerzos para superar esta coyuntura difícil, realizando un franco intercambio para fortalecer la unidad y la cooperación bilateral y dar una mejor respuesta a los desafíos derivados de la pandemia.

El Presidente Xi Jinping ha señalado muchas veces que los seres humanos conforman una comunidad de futuro compartido, y la unidad y cooperación entre todos son las armas más poderosas para vencer el virus. Desde el estallido de COVID-19, China y América Latina y el Caribe se han solidarizado y llevado a cabo la cooperación antiepidémica en todos los aspectos pese a la distancia física. La nuestra forma parte importante de la cooperación internacional. La parte china recordará para siempre la solidaridad y apoyo que los países de la región nos han brindado en el momento más difícil. Cuando el virus se propaga en América Latina y el Caribe, la parte china lo siente como en su carne propia y ha ofrecido el apoyo y ayuda dentro de su alcance. Hasta la fecha, la parte china ha donado a 30 países de la región más de 27 millones de unidades de insumos sanitarios emergentes como mascarillas, batas y kits de prueba y más de 1.100 respiradores, ha celebrado con distintos países más de 30 videoconferencias para intercambio de experiencias y ha ayudado enérgicamente a la parte latinoamericana en la adquisición de materiales antiepidémicos en China. Esta experiencia de lucha conjunta contra el virus es una vívida interpretación de los refranes populares: "la amistad borra la distancia geográfica" y "en la desdicha y el camino, se comprueba el verdadero amigo".

Esta pandemia del siglo, repentina y sin precedentes, ha dejado y dejará influencias profundas. Tanto para China como para América Latina y el Caribe, combatir el virus, estabilizar la economía y garantizar el bienestar del pueblo constituyen un reto común y una tarea inminente. En estos meses, guiada por el pensamiento de desarrollo centrado en el pueblo, China ha logrado positivos avances tanto en el control y tratamiento del virus como en el desarrollo socioeconómico. En el segundo trimestre, el crecimiento económico de China se ha vuelto de negativo a positivo. A partir de abril, las exportaciones chinas han venido incrementando durante 3 meses consecutivos, y especialmente en junio tanto las importaciones como las exportaciones han tenido crecimientos positivos. Estas noticias de la recuperación de la economía china han aumentado la confianza de la comunidad internacional sobre la cadena global de suministros y la recuperación de la economía mundial.

Actualmente, el virus está propagándose aceleradamente en América Latina y el Caribe, arrastrando la economía regional a la recesión. Estamos convencidos de que estas dificultades son temporales y que los amigos latinoamericanos y caribeños las vencerán sin duda y recuperarán el ímpetu de su desarrollo socioeconómico.

China, siendo socio de cooperación integral basada en igualdad, beneficio mutuo y desarrollo común de América Latina y el Caribe, está dispuesta a trabajar con la región para aglutinar consensos, reforzar la unidad y profundizar la cooperación entre nosotros a fin de encarar juntos los múltiples desafíos derivados de COVID-19, y contribuir con la "fuerza China-ALC" a la defensa de la salud pública de todo el mundo y la recuperación económica global. Para tal efecto, la parte china formula las siguientes propuestas.

Primero, profundizar nuestra cooperación solidaria antiepidémica priorizando siempre el bienestar del pueblo. Ahora, COVID-19 tiende a persistir durante largo tiempo, por consiguiente, necesitamos regularizar las medidas. China está dispuesta a intensificar la comunicación política y la colaboración antiepidémica con ALC y ofrecerle dentro de nuestras posibilidades ayuda y apoyo, tales como mandar grupos médicos a petición de los países de la región e intensificar la investigación conjunta sobre vacunas. China utilizará el Préstamo Especial de Infraestructura China-ALC para apoyar los proyectos de salud pública de los países de la región latinoamericana. Para afrontar el desafío a la seguridad alimentaria de la región causado por COVID-19, China está dispuesta a gestionar ante la FAO para hacer transferencias urgentes del Fondo Fiduciario de Cooperación Sur-Sur FAO-China. Además, debemos seguir apoyando juntos a la OMS a desempeñar su debido papel en la lucha antiepidémica global, y rechazar categóricamente politizar la epidemia o estereotipar el virus.

Segundo, llevar a cabo la colaboración para garantizar el crecimiento económico y el bienestar del pueblo con apego al principio de ayuda mutua y ganancia compartida. En junio pasado, ya se registró un repunte del comercio China-ALC a pesar de la difícil situación, con un aumento del 17,9% con respecto al mes anterior, lo que demuestra la gran resiliencia de nuestras cadenas de demanda y de suministro. Nuestra cooperación práctica, sobre la base de asegurar el control de la epidemia, debe decantarse hacia la reanudación del trabajo y la producción, la estabilización del empleo y la sustentación del bienestar del pueblo. China continuará promoviendo la cooperación comercial y de inversiones entre ambas partes en formatos flexibles online/offline. China aumentará el suministro de insumos médicos y artículos de primera necesidad para el mercado de ALC. Al mismo tiempo, saludamos la entrada al mercado chino de sus productos de calidad que cumplan las normas sanitarias. Esperamos una mayor participación de la región en la Tercera Exposición Internacional de Importaciones de China que tendrá lugar en la primera década de noviembre en Shanghai según lo previsto. China impulsará activamente la apertura de vuelos comerciales que nos conectan directamente y establecerá oportunamente las vías rápidas para intercambio de visitas con los países de la región que cuentan con las condiciones maduras, con el objeto de reiniciar cuanto antes el intercambio de personal y la implementación de los importantes proyectos de cooperación.

Tercero, impulsar la construcción conjunta de la Franja y la Ruta buscando oportunidades en medio de la crisis. Durante la pandemia, han nacido muchas nuevas modalidades económicas y modelos de cooperación, y se ha brindado nuevas oportunidades para que China y la región exploren nuevos canales y áreas y mejoren la calidad de la cooperación sustancial. Con la mirada puesta en la era post COVID-19, la parte china está dispuesta a seguir profundizando la cooperación en el marco de la Franja y la Ruta con los países de la región en áreas tradicionales como la infraestructura, la energía y la agricultura, al mismo tiempo de explorar activamente nuevos horizontes de cooperación en campos como las "nuevas infraestructuras" representadas por la salud pública, la asistencia médica a distancia, la educación en línea, la economía digital, el comercio electrónico y la tecnología 5G, en aras de forjar nuevos puntos de cooperación como la Ruta de la Seda en Salud China-América Latina y el Caribe y la Ruta de la Seda Digital China-América Latina y el Caribe. Ambas partes deben fortalecer la orientación y articulación políticas para facilitar la cooperación empresarial multiforme, abrir nuevos canales para la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, impulsar conjuntamente la transformación y actualización de la cooperación sustancial entre China y la región para que resulte en mayor beneficio de ambos pueblos.

Cuarto, potenciar la fuerza motriz de la cooperación global orientándose por la demanda. La cooperación global y las bilaterales entre China y ALC se promueven entre sí y se han convertido en un "bimotor" para el desarrollo de sus relaciones. La parte china apoya a México a desempeñar un papel activo y relevante al respecto en calidad de Presidencia Pro Témpore de la CELAC. La parte china está dispuesta a celebrar oportunamente subforos en el marco del Foro China-CELAC, incluyendo el Foro de Ministros de Agricultura, el Foro de Cooperación Económico-Comercial y el Foro de Innovación Científico-Tecnológica, y convocar cuanto antes la Tercera Reunión Ministerial del Foro China-CELAC cuando se den las condiciones, con vistas a reforzar nuestra cooperación en terrenos de salud pública, seguridad alimentaria, reducción de la pobreza, mitigación de desastres, economía digital y energía limpia, entre otros. La parte china también está en disposición de intensificar el diálogo y comunicación con el Mercosur, la Alianza del Pacífico y otras organizaciones subregionales sobre el reforzamiento del control y tratamiento de COVID-19 y la profundización de la cooperación económico-comercial.

Quinto, fortalecer la coordinación en la gobernanza mundial siguiendo principios de equidad y justicia. Siendo por igual países en vías de desarrollo, compartimos amplios intereses comunes y asumimos responsabilidades compartidas en cuanto a la promoción de la multipolarización mundial y el multilateralismo. Ante las crecientes incertidumbres e inestabilidad acarreadas por COVID-19, a China y ALC se nos exige fortalecer la coordinación y concertación en las organizaciones internacionales y multilaterales, profundizar la comunicación y colaboración en materia de gobernanza mundial, apoyar explícitamente al sistema multilateral centrado en la ONU y el orden internacional basado en el derecho internacional, rechazar el unilateralismo, el proteccionismo y el matonismo, así como promover la construcción de una economía mundial abierta y un sistema de reglas económico-comerciales internacionales que sean justas, razonables y transparentes, en aras de defender los derechos e intereses legítimos de los países en vías de desarrollo.

Amigo en la adversidad, amigo de verdad. Uruguay fue uno de los primeros países en hacer donaciones a China tras el brote de la epidemia. Como socio estratégico, China siente la pandemia en Uruguay como en carne propia y ha tenido el gusto de aportar su granito de arena en retribución a esta amistad en los momentos difíciles que vive Uruguay. El gobierno central y los gobiernos departamentales de China así como sus empresas estatales y privadas han entregado donaciones a Uruguay en insumos médicos para combatir COVID-19. Hasta la fecha, éstas han sumado 883.600 mascarillas de todo tipo, 8.200 trajes herméticos, 3.120 gafas protectoras, 21.200 kits de diagnóstico, 1.000 guantes, 1.000 cubiertas de zapatos descartables, 530 termómetros, una cámara térmica para uso sanitario, 5 respiradores y 20 cajas de té medicinal.

A raíz de la pandemia, con una serie de medidas contundentes y el gran comportamiento de la población, el gobierno uruguayo ha controlado exitosamente su propagación. La cooperación china, fiel reflejo del alto nivel de nuestra Asociación Estratégica, ayudará a mitigar cuanto antes este flagelo. Estoy convencido de que el pueblo uruguayo, bajo la firme conducción del presidente Lacalle, sabrá conquistar su victoria final.

El Canciller Emb. Francisco Bustillo subrayó en su intervención que Uruguay desea agradecer muy especialmente al gobierno de la República Popular China que ha sido, en el marco de esta emergencia sanitaria, su principal donante de insumos médicos. Asimismo, singularizó la cooperación que las distintas municipalidades chinas canalizaron a los diferentes gobiernos departamentales del Uruguay. China es en la actualidad el responsable de casi un 30% de la cooperación internacional que recibe el Uruguay, deseamos que esta relación privilegiada basada en la solidaridad y la amistad entre ambos países pueda continuar desarrollándose.

El Canciller dijo que Uruguay quiere ser un aliado para construir seguridad alimentaria, especialmente con China en el marco de la estrategia de la Franja y la Ruta. A través de su sistema de control sanitario de la producción de alimentos, trazabilidad y aportes de los centros de investigación agropecuaria, Uruguay puede contribuir a fortalecer una asociación estratégica que permita integrar las economías y garantizar una producción de alimentos que preserve el medio ambiente y la salud humana.

Hace 6 décadas, Cuba fue el primer país latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con la Nueva China, abriendo así una nueva página de las vinculaciones entre China y ALC. Transcurridos los 60 años, China y ALC se han convertido en grandes amigos de respeto mutuo y trato en pie de igualdad y buenos socios de beneficio mutuo, ganancia compartida y desarrollo conjunto, dando un ejemplo de solidaridad y cooperación entre los países en desarrollo. En tan solo los últimos 7 años, el Presidente Xi Jinping ha efectuado 5 visitas a la región, lo cual es totalmente inédito en la historia de los lazos bilaterales, creando así una nueva era de las relaciones China-ALC caracterizadas por la igualdad, el beneficio mutuo, la innovación, la apertura y el bienestar para los pueblos.

Frente a las crisis globales y las grandes transformaciones nunca vistas en una centuria, China mantendrá invariable su voluntad de impulsar las relaciones con ALC desde una altura estratégica y con una visión largoplacista y mantendrá firme su determinación de profundizar la solidaridad y cooperación con ALC en procura del desarrollo compartido, y de la misma forma, no se alterarán las perspectivas de la cooperación Sur-Sur que promovemos juntos para mejorar la gobernanza mundial. El hecho de que China y ALC se unan para luchar contra COVID-19 es una buena práctica encaminada hacia la comunidad de futuro compartido China-ALC, y también la mejor forma para conmemorar el 60º aniversario de nuestras relaciones diplomáticas. La lucha conjunta contra el virus hace de China y ALC aún más unidos. Me asiste la firme convicción de que, las relaciones entre China y ALC saldrán más consolidadas tras la prueba de COVID-19. ¡Que icemos de nuevo las velas para navegar hacia el porvenir más hermoso de la comunidad de futuro compartido China-ALC!

Suggest To A Friend:   
Print