Chino > NOTICIAS
Palabras del Embajador Wang Gang en la recepción con motivo del 69° Aniversario de la Fundación de la República Popular China
2018/09/20

Kibón, 20 de setiembre de 2018

Excmo. Sr. Luis Alberto Lacalle, ex-Presidente del Uruguay,

Excmo. Sr. Rodolfo Nin Novoa, Ministro de Relaciones Exteriores,

Excmo. Sr. Eduardo Bonomi, Ministro del Interior,

Excmo. Sr. Jorge Menéndez, Ministro de Defensa Nacional,

Excma. Sra. Carolina Cosse, Ministra de Industria, Energía y Minería,

Excmo. Sr. Alberto Castelar, Ministro interino de Ganadería, Agricultura y Pesca,

Excmo. Sr. Jorge Gandini, Presidente de la Cámara de Representantes,

Excmo. Sr. Enrique Iglesias, ex-Canciller,

Excmo. Emb. Ariel Bergamino, Subsecretario de Relaciones Exteriores,

Excmo. General de Ejército Juan Saavedra, Jefe del Estado Mayor de la Defensa,

Excmo. General del Aire Alberto Zanelli, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea,

Excmo. Crio. Gral. (R) Mario Layera, Director de la Policía Nacional,

Excmo. Emb. Carlos Amorín, Director General de Secretaría de la Cancillería,

Excmo. Sr. Alejandro de la Peña, Secretario General de la ALADI,

Honorables Senadores, Diputados e Intendentes del Uruguay,

Excmos. Sres. Jefes de Misión y de las Organizaciones Internacionales y Regionales acreditados en Uruguay,

Damas y caballeros, amigos todos:

Montevideo en setiembre vive un encantador y pintoresco paisaje primaveral. Junto con la hermosa puesta del sol en la Rambla, los celajes del crepúsculo se reflejan sobre el Río de la Plata. En esta maravillosa noche, quiero agradecer la honorable presencia de todos ustedes para unirse a nuestra celebración del 69º aniversario de la fundación de la República Popular China.

Los 69 años transcurridos fueron, en la historia de la humanidad, solo un parpadear de ojos, mas para China, tienen un significado extraordinario. China, otrora pobre y débil, llegó a ser un país independiente y próspero. Especialmente en las últimas cuatro décadas de reforma y apertura, China abrió con éxito un camino del socialismo con peculiaridades chinas y se convirtió en la segunda economía del mundo, logrando que 800 millones de personas salieran de la pobreza y el nivel de vida del pueblo mejorara significativamente. En el primer semestre de este año la economía china creció un 6,8%, cifra que demuestra una tendencia de estabilidad con vitalidad. Hace 2,700 años, un gran político chino de los albores del Período de Primavera y Otoño dijo: El mar es inmenso porque no rechaza ninguna gota de agua. El desarrollo de China se ha beneficiado de la comunidad internacional, y ha aportado a su vez importantes contribuciones al mundo.

Desde el 2002, China ha contribuido cerca de un 30% en promedio al crecimiento económico global. El inmenso consumo e inversiones han creado innumerables empleos en el mundo. China es ahora el principal socio comercial del Uruguay y de otros más de 130 países del mundo, el principal mercado con el crecimiento más acelerado, y es considerado como uno de los destinos de inversión más prometedores. Aquí tengo unas cifras interesantes para compartir: en China, cada día, se venden más de 80 mil vehículos, se mueven más de 80 millones de paquetes en la cadetería express, 220 mil funciones de cine se proyectan en todo el país, 4,200 trenes de alta velocidad recorren por todo el territorio nacional, se consumen más de 400 millones de kilos de cereales. Estos números, que se registran en un día común y corriente en China, implican enormes oportunidades de negocios. Sin duda, China va a ser el principal mercado del mundo y un mercado que va a ser cada vez más accesible, con mayor capacidad y con una demanda cada día más fuerte. Las nuevas e importantes medidas de China para ampliar la apertura de manera voluntaria anunciadas por el Presidente Xi Jinping en el Foro de Boao para Asia de este año ya están materializadas o por materializarse. En la primera década de noviembre próximo, China celebrará la primera Exposición Internacional de Importaciones y la XII Cumbre Empresarial China-LAC, en Shanghai y Zhuhai respectivamente, que construirán nuevas plataformas de cooperación para todas las partes, incluído Uruguay, de cuyos empresarios esperamos una activa participación.

Tal como dicen ustedes, toda moneda tiene dos caras. Pese al enorme volumen económico, China sigue siendo el mayor país en vías de desarrollo del mundo. La brecha entre China y los países desarrollados sigue siendo notable. La economía china pudo haberse convertido en la segunda a nivel global, pero su PBI per cápita sólo llega a la mitad del uruguayo y se ubica apenas alrededor del 70 en el ranking mundial. Unos 30 millones de personas aún viven por debajo del umbral de la pobreza, hay más de 80 millones de discapacitados, y hay que dar trabajo a 15 millones de personas cada año. La diferencia entre los niveles de desarrollo del litoral este y el interior oeste de China también es muy notable, la contaminación ambiental y muchos otros problemas requieren de una solución urgente. La prioridad para China es conseguir un mayor desarrollo y mejorar la vida de su pueblo.

Señoras y señores, amigos todos,

En 2013, el Presidente Xi Jinping lanzó la iniciativa de construir conjuntamente la Franja y la Ruta para promover el desarrollo y la prosperidad conjunta de todos los pueblos, y construir de la mano una comunidad de destino de la humanidad. Los hechos hablan por sí solos. Durante los últimos 5 años, 134 países y organismos internacionales, incluido Uruguay, han firmado con China el memorándum de entendimiento de cooperación en el marco de la Franja y la Ruta. Hasta junio pasado, el comercio de bienes acumulado entre China y los países a lo largo de la Franja y la Ruta superó los 5 billones de dólares, las inversiones chinas en las zonas de cooperación económico-comercial establecidas en estos países llegaron a más de 20 mil millones de dólares, creando centenares de miles de puestos de trabajo. A principios de setiembre, 50 Jefes de Estado y de Gobierno africanos se reunieron en el Foro de Cooperación China-África en Beijing, y la Franja y la Ruta se ha convertido en la mayor plataforma de cooperación internacional del mundo y también en el producto público más acogido por la comunidad internacional.

Un refrán latinoamericano reza: Condición de buen amigo, condición de buen vino. Desde el establecimiento de nuestras relaciones diplomáticas hace 30 años, China siempre ha considerado al Uruguay como un amigo sincero y un socio para el desarrollo. Las relaciones binacionales siempre han mantenido un impulso de desarrollo sano y estable. Con la atención personal y la orientación estratégica de nuestros mandatarios, China y Uruguay se han tratado en pie de igualdad, con respeto mutuo para avanzar juntos al compás de los tiempos, explorando nuevos espacios en la cooperación. En los últimos 30 días transcurridos, la Vicepresidenta del Uruguay y Presidenta de la Asamblea General y de la Cámara de Senadores Lucía Topolansky y el Canciller Nin Novoa realizaron respectivamente exitosas visitas a China. Se firmó el memorándum de entendimiento para la incorporación del Uruguay a la Franja y la Ruta, convirtiéndose en el primer país del Mercosur en firmar tal documento de cooperación con China, se celebró en Beijing la 19ª Comisión Mixta bilateral en la cual se firmó un memorándum de entendimiento de cooperación en materia de comercio de servicios, y se inauguró el Consulado General del Uruguay en Guangzhou, hechos que han consolidado en mayor medida la confianza política mutua y la amistad tradicional, imprimiendo un fuerte impulso a la profundización de la Asociación Estratégica binacional y la cooperación pragmática en todas las áreas. En la primera mitad del año, el comercio bilateral creció un 24% en comparación con el mismo periodo del año pasado, del cual las exportaciones uruguayas lo hicieron en un 38,9%, ocupándose un 27% dentro de la totalidad de las exportaciones uruguayas. China y Uruguay poseen un enorme potencial en la cooperación económico-comercial, vamos a seguir promoviendo la articulación de nuestras estrategias de desarrollo y la liberación y facilitación del comercio e inversiones, fomentaremos la cooperación en asuntos aduaneros y de cuarentena, innovaremos nuevas modalidades de cooperación como el comercio de servicios y el electrónico, afianzaremos la cooperación multilateral en aras de salvaguardar juntos el sistema multilateral del comercio en contra del proteccionismo. Abrigamos plena confianza en el futuro de nuestras relaciones bilaterales.

Durante los seis meses a raíz de mi llegada, he percibido plenamente la atención que prestan todos los amigos uruguayos al futuro desarrollo de China, la expectativa al fortalecimiento de nuestros lazos amistosos y el deseo de la intensificación de los intercambios bilaterales. Quiero aprovechar esta oportunidad para expresar mi sincero agradecimiento a todos los amigos que han concedido importancia y apoyado al desarrollo de las relaciones entre ambos países. Estoy convencido de que, gracias a su atención y apoyo, y la Asociación Estratégica entre China y Uruguay se elevará continuamente a un nivel más elevado.

Dentro de unos días, celebraremos la tradicional Fiesta de la Luna en China. La luna llena simboliza la reunión familiar y la nostalgia de la tierra natal y los seres queridos. Algo parecido a la Noche de la Nostalgia del Uruguay, por lo que aprovecho la oportunidad para desear también a todos los amigos chinos y uruguayos buena salud y mucha felicidad.

Por último, propongo un brindis!

Por el 69º aniversario de la fundación de la República Popular China,

Por la amistad entre los pueblos chino y uruguayo, y

Por un futuro más promisorio para nuestras relaciones bilaterales,

¡Salud!

Suggest To A Friend:   
Print