Chino > CHINA DE HOY
El Consejo de Estado Celebró el 71° Aniversario de la Fundación de la República Popular China con una Recepción a la que Asistió Xi Jinping, Li Zhanshu, Wang Yang, Wang Huning, Zhao Leji, Wang Qishan, etc., Presidida por Han Zheng, Li Keqiang Pronunció un Discurso
2020/09/30

La noche del 30 de septiembre de 2020, el Consejo de Estado celebró con júbilo el 71° aniversario de la fundación de la República Popular China con una recepción oficial en el Gran Palacio del Pueblo. Los dirigentes del partido y del país, entre ellos Xi Jinping, Li Keqiang, Li Zhanshu, Wang Yang, Wang Huning, Zhao Leji, Han Zheng y Wang Qishan, se reunieron con cerca de 500 extranjeros y chinos para celebrar el aniversario de la República Popular China.

El Salón de Banquetes del Gran Palacio del Pueblo estaba lleno de flores y prevalecía un ambiente festivo de gran júbilo. Sobre el estrado pendió solemne el emblema nacional, mientras que la grafía "1949-2020" se puso especialmente de relieve con la brillante bandera nacional roja por detrás.

Aproximadamente a las 17:30 horas, acompañados por la alegre Canción de Bienvenida, el presidente Xi Jinping, junto con los demás dirigentes del partido y del Estado, entró en el Salón de Banquetes, recibido por un gran aplauso.

La recepción empezó. La orquesta militar interpretaba la Marcha de los Voluntarios al tiempo que los asistentes entonaban el himno nacional. El primer ministro pronunció un discurso. Primero, en nombre del Comité Central del Partido y del Consejo de Estado, felicitó a todos los pueblos del país con motivo del día nacional; expresó sus cordiales saludos a los compatriotas de Hong Kong, Macao y Taiwán y a los paisanos residentes en el exterior; y manifestó su sincero agradecimiento a los amigos internacionales que han apoyado la causa de la modernización de China.

Li Keqiang indicó que la historia del desarrollo a lo largo de los 71 años de la Nueva China era una historia de lucha vigorosa repleta de adversidades y de penalidades, con todo el pueblo chino unido y liderado por el Partido Comunista de China, así como una historia espléndida que atestigua el cambio gigantesco de la fisonomía del país y las condiciones de vida del pueblo. Este año ha sido un año extraordinario en la historia de la República Popular China. Frente al repentino brote de la COVID-19 y frente a las graves consecuencias de la recesión económica mundial, bajo el firme liderazgo del partido, nucleado en torno al camarada Xi Jinping, hemos impulsado la prevención y el control de la epidemia y el desarrollo económico y social de manera integrada, dando prioridad a la seguridad de la vida y a la salud de las personas. A través del trabajo diligente y haciendo grandes sacrificios, hemos logrado importantes frutos estratégicos en la lucha contra la enfermedad. Hemos venido trabajando en las "seis estabilizaciones" y en la implementación de las tareas de las "seis garantizaciones", en la adopción de políticas de escala para la reducción de la pobreza a su debido tiempo, en el establecimiento de mecanismos innovadores de aplicación que beneficien directamente al sector empresarial y a la población, en la profundización de la reforma y la apertura, en la estabilización de los fundamentos de la economía, en la confrontación a las grandes presiones por la tendencia económica a la baja, a la espera de que se logre un crecimiento reparador y en la consecución de éxitos considerables en la lucha contra la pobreza. La economía china evidencia una fuerte resistencia en el desarrollo y las perspectivas para el socialismo con características chinas son vastas.

Li Keqiang señaló que en la actualidad el entorno interno y externo del desarrollo de nuestro país ha experimentado cambios profundos y complejos. Hay que mantener como guía el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas de la nueva era, tomando como base las circunstancias nacionales, perseverando en el progreso con estabilidad, asegurando la confianza para enfrentar los desafíos y centrándose en los propios asuntos. Hay que continuar con los trabajos de prevención y control epidémico como una normalidad, aplicando múltiples medidas para ayudar a los agentes del mercado a superar sus dificultades y a recuperar su vitalidad, fomentando nuevas fuerzas motrices, creando nuevos modelos de desarrollo y promoviendo un desarrollo de alta calidad. Hay que forjar la base de la vida del pueblo haciendo todo lo posible por aumentar el empleo, atendiendo las preocupaciones de la población en relación con la escolarización, el acceso a los servicios médicos, la atención a los mayores y a los niños, así como garantizando la supervivencia de las personas necesitadas afectadas por la epidemia y las inundaciones, y asegurando que se gane la batalla contra la pobreza. Es preciso tener la determinación de profundizar las reformas, de estimular más el dinamismo del mercado y la creatividad de la sociedad, así como de forjar un entorno comercial internacional, basado en el mercado y las leyes, promoviendo activamente una apertura hacia el exterior de alto nivel. Hay que unir los esfuerzos de todo el país para lograr los principales objetivos del año y para consumar la construcción de una sociedad modestamente acomodada.

Li Keqiang manifestó que seguiremos aplicando con firmeza y de manera integral y precisa el principio de "un país con dos sistemas", "administración de Hong Kong por los hongkoneses", "administración de Macao por los macaenses" y alto grado de autonomía, actuando estrictamente de conformidad con la Constitución y la Ley Fundamental china, perfeccionando las instituciones y los mecanismos relacionados, para que la política de "un país con dos sistemas" marche bien y llegue lejos. Hay que persistir en llevar a cabo los trabajos sobre la cuestión de Taiwán, con la insistencia en la política de "una sola China" y en el "Consenso del año 1992", oponiéndose a todo acto de secesión y de injerencia externa en favor de la "independencia de Taiwán". Hay que fortalecer los intercambios y la cooperación entre ambos lados del Estrecho para promover el desarrollo pacífico e integral de sus relaciones y la reunificación de la patria. Hay que perseverar en el camino del desarrollo pacífico, salvaguardar la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del Estado, enarbolando el concepto de la comunidad de destino de la humanidad y ampliando la cooperación mutuamente beneficiosa con todos los Estados, participando activamente en la reforma y la consolidación del sistema de gobernanza mundial y contribuyendo más, junto con la comunidad internacional, a la pronta victoria del ser humano sobre la epidemia y a la recuperación de la economía mundial.

Li Keqiang concluyó diciendo que los logros de hoy son el fruto de la lucha de todo el pueblo chino y que la gloria de mañana también depende de sus acciones y creatividad. ¡Unámonos más estrechamente alrededor del centro del partido, nucleado en torno al camarada Xi Jinping, enarbolando la gran bandera del socialismo con características chinas y superando toda dificultad, para luchar incansablemente por el sueño chino de construir nuestro país como una potencia socialista moderna con carácter próspero, democrático, civilizado, armonioso y hermoso, y para lograr la gran revitalización del pueblo chino!

En un entorno de alegre música, los asistentes chinos y extranjeros celebraron el 71° aniversario de la fundación de la Nueva China, deseándole prosperidad a China, felicidad y salud para su pueblo, haciendo votos para que la amistad y cooperación perduren entre el pueblo chino y todos los pueblos del mundo.

El vice primer ministro Han Zheng, miembro del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China, presidió la recepción.

También asistieron los miembros del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China que se encuentran en Beijing, el secretario del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de China, el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, vice primeros ministros del Consejo de Estado, los consejeros de Estado, el director de la Comisión Nacional de Supervisión, el presidente del Tribunal Popular Supremo, el fiscal general de la Fiscalía Popular Suprema, los vicepresidentes de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino y los camaradas jubilados que ocuparon altos cargos, así como los miembros de la Comisión Militar Central y sus antecesores.

Estuvieron presentes también los jefes de los departamentos relevantes del Comité Central del Partido, del Gobierno y del Ejército, representantes de los partidos democráticos, jefes de la Federación Nacional de Industria y Comercio, y representantes sin afiliación partidista, altos cargos del Municipio de Beijing, galardonados nacionales y condecorados por lucha contra la COVID-19, representantes de comunistas distinguidos, representantes de trabajadores ejemplares y del grupo de personalidades eminentes. También asistieron a la recepción representantes de minorías étnicas que hicieron contribuciones importantes a la estabilidad, el desarrollo y la unidad de las regiones étnicas, residentes de la RAE de Hong Kong en Beijing, ciudadanos de la RAE de Macao, compatriotas de Taiwán y chinos residentes en ultramar, así como representantes de las misiones diplomáticas acreditadas en China, representantes de organizaciones internacionales en China y algunos expertos extranjeros.

Suggest To A Friend:   
Print