Chino > ECONOMÍA Y COMERCIO
PALABRAS DEL SR. EMBAJADOR EN LA EXPOACTIVA
2012/03/15

Desarrollo Económico de China y el Comercio Sino-uruguayo

Sr. Embajador  QU SHENGWU

Señoras, Señores, aimgos presentes:

Muy buenas tardes!

Estoy sumamente complacido de tener la oportunidad de participar la Expoactiva e intercambiar opiniones con Uds. sobre las relaciones comerciales sino-uruguayas bajos las nuevas circunstancias.

I. Desarrollo Económico de China

En primer lugar quisiera presentarles el desarrollo en general de la economía china, porque el desarrollo económico de china y su contribución a la economía mundial ha llamado cada día más atención de todo el mundo, que hoy vive en la incertidumbre causada por la crisis financiera mundial y el continuo recesión de la economía estadounidense.

Desde la fundación de la nueva China en 1949, especialmente después de las Reformas y Apertura en 1978, la economía de China ha logrado un rápido desarrollo sin antecedentes en el mundo. Hoy en día China es la segunda economía del mundo , el mayor en reservas de divisas, y el principal país de comercio y de inversiones al exterior. En los primeros diez años del siglo, el promedio del crecimiento anual de China ha registrado 10.5%. En 2011, el PIB de China totalizó 7.3 billones de dólares, lo cual representa un crecimiento de 9.2%. A lo largo de los diez años, China importó un promedio anual de mercancías valoradas cerca de 750.000 millones de dólares, lo que significa un total de más de 14 millones de puestos de trabajo para los países y regiones concernientes.La tasa de contribución acumulada de China al crecimiento de la economía mundial ha superado el 20%, convirtiéndose en el principal motor del crecimiento económico mundial.

Como el Embajador de China, me siento muy orgulloso de los éxitos logrados de mi patria. Pero al mismo tiempo también estoy consciente de los desafíos severos que enfrenta, porque cualquier éxito, por lo grande que sea, si se divide en 1300 millones, no es nada. En cambio, cualquier problema, por lo pequeño que sea, si se multiplica por 1300 millones, será gigante. China sigue siendo un país grande en vía de desarrollo. En 2011, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita de China fue de 5432 dólares, situado alrededor del puesto 100 del mundo. Actualmente China está enfrentando el gran desafío en el reajuste de la estructura de su economía. Siendo un país de comercio y de industria manufacturera, China se ubica todavía en los escaños más bajos en la cadena industrial internacional. Por ejemplo, ahora la mayoría de los juguetes y vestimenta de marca internacional se fabrican en China, pero al fabricar una muñeca de Barbie, la empresa ameraicana puede ganar 20 dólares por el patente o el marketing, en cambio la fábrica china sólo gana 35 centavos. Otro ejemplo más simple, China tiene que exportar 800 millones de camisas para cambiar un avión Boeing de Los Estados Unidos. Por lo tanto, las dos metas principales del desarrollo económicos de China constituyen en mejorar la estructura de las industrias y cambiar el desequilibrio de su desarrollo, lo cual también forma parte en el contenido esencial del XII Plan Quinquenal de China. El objetivo fundamental radica en solucionar los problemas de cómo seguir impulsando la prosperidad del país y del pueblo, así como la equidad y justicia, para lo cual China está tomando las siguientes medidas:

a) acelerar en cambiar la modalidad de desarrollo económico y explorar en mayor grado la potencialidad interna,

b) adaptar la tendencia principal de la revolución de tecnología mundial y el reajuste de las industrias emergentes, construyendo el sistema industrial moderno que cuentan con su competitividad esencial,

c) mejorar el nivel de vida del pueblo perfeccionando el sistema de distribución de ingresos y de seguro social,

d) profundizar las reformas y apertura para enfrentar junto con otros países los problemas internacionales comúnes, compartiendo las oportunidades de desarrollo.

Lejos de ser un problema o una amenaza, el desarrollo de China constituye oportunidades para el mundo entero. China nunca disputará por la hegemonía ni será hegemónico, siempre será una fuerza firme en la defensa de la paz y la estabilidad mundiales y regionales. En los próximos cinco años, la meta prevista para nuestro crecimiento económico será un incremento anual medio del 7.5% paralelo a una elevación notable de la calidad y la rentabilidad. A medida que se incrementa constantemente la renta per capita, se elevan a pasos seguros las inversiones nacionales y se propulsa a fondo la estrategia de desarrollo trans-regional, China formará nuevos polos de crecimiento económico y creará un mayor espacio de mercado. En los cinco años venideros, China optimizará la estructura del consumo y liberará aún más la potencialidad del consumo de los habitantes; en términos de escala de su mercado doméstico, China aparecerá en las primeras filas del mundo; la escala de las importaciones alcanzará los ocho billones de dólares de manera acumulada, lo que ofrecerá más oportunidades comerciales a los diversos países del mundo.

II) Relaciones comerciales sino-urguayas.

A continuación voy a hablar sobre el desarrollo de las relaciones económico-comerciales entre China y Uruguay en los últimos años. Desde el establecimiento de relaciones exteriores entre China y Uruguay en 1988, las relaciones bilaterales siempres ha mantenido un desarrollo sano y estable, sobre todo las relaciones económico-comerciales entre ambas partes ha logrado un desarrollo rápido. En los últimos 5 años, a pesar de las influencias desafavorables de las crisis financiera internacional, el comercio bilateral sino-uruguayo ha registrado nuevos records con una tasa de crecimiento promedio de 42.6%, y la mayor de 70.8% en 2008. En 2011, la suma del comercio bilateral llegó a los 3400 millones de dólares, 20 veces más que la del año 1988 cuando recién establecemos las relaciones diplomáticas. Actualmente, China es el segundo socio comercial de Uruguay y el mayor comprador de lana, soja y celulosa uruguayas. China importa principalmente desde Uruguay soja, celulosa, lana, pescado congelado, cuero, carne, piedra preciosa y productos lacteos. Y Uruguay compran de China camiones, automovil y repuestos de motos, equipos de procesamiento de informaciones, pantallas y aparatos de teléfono.

A mi juicio, el rápido desarrollo del comercio bilateral sino-uruguayo se debe a los siguientes motivos:

a) Enfasis de los Gobiernos. A lo largo de los 24 años de relaciones diplomáticas, los gobiernos tanto chino como uruguayo se dedican a desarrollar las relaciones bilaterales, profundizando la confianza política y las cooperaciones en todos los terrenos, lo cual ha asentado una base sólida para los intercambios comerciales.

b) Complementariedad económica-comercial de ambos países. China es un país industrial grande que cuentan con todos los ramos industriales, y se caracteriza por la diversidad de productos, buena calidad con precios bajos. Especialmente los productos maquinarios son bien acogidos por el mercado uruguayo. Al mismo tiempo, los productos agrícolas uruguayas son de calidad superior que gozan una competitividad tradicional, tienen una perspectiva prometedora en el mercado chino. Los dos paíeses se complementan entre sus ventajas comparativas y se benefician mutuamente.

c) Continua exploración de nuevos terrenos comerciales. Al inicio de las relaciones diplomáticas, los productos urguayos exportados a China eran principalmente productos agrícolas tradicionales como lana. A medida que se desarrollan las dos economías, se va aumentando variedades de los productos exportados por Uruguay, entre ellos se destacan soja y celulosa, que sobrepasaron sucesivamente las exportaciones de lana, impulsando el rápido crecimiento del comercio con China. La estructura de productos exportados por China a Uruguay también se ha cambiado notablemente, pasando de los textiles a productos maquinarios y informáticos. En los últimos años, los automoviles chinos ingresaron al mercado uruguayo, y actualmente están ocupando el 20% del mercado total.

III) Perspectivas sobre el desarrollo del comercio sino-uruguayo.

Sobre el futuro del desarrollo comercial entre China y Uruguay, personalmente soy muy optimista. Y creo que el comercio bilaterales gozará una buena tendencia de largo plazo en su desarrollo. Me asistan las siguientes razones:

a) Ambos Gobiernos seguirán apoyando el desarrollo de comercio bilateral políticamente. En los últimos años , se intensifican las visitas de alto nivel entre ambos países, lo cual ha creado condiciones favorables para el comercio bilateral. Por ejemplo, el junio pasado, el Vicepresidente Xi Jinping visitó oficialmente Uruguay. En aquella ocación la parte china firmó contratos de compra de productos uruguayos cuyas sumas llegaron a 528 millones de dólares, lo cual ha dado un gran empujón al crecimientos del total del comercios bilateral. Al mismo tiempo, bajo la orientación del los dos gobiernos, los contactos e intercambios de las empresas de ambos países tambien se vienen aumentando, cada vez con conocimientos mútuos más profundos y canales de cooperación más amplios.

b) Seguirá a lo largo plazo la existencia de la complementariedad en cuanto a la estructura de mercado de ambos países. La demanda del mercado chino sobre productos como soja, celulosa, lana, etc. permanece vigorosa, y hay que destacar que, la importación de soja y celulosa está en época prospera y muestra la tendencia a crecientes a medida de la ampliación productiva por parte uruguaya. Al mismo tiempo, los productos chinos son cada día más atractivos para el mercado uruguayo, han sido testigo del que las constantes consultas sobre la información comercial recibidas por la Embajada. La Sección Consular de la Embajada siempre está ocupada en el mes de marzo y septiempre, por la alta demanda del servicio de visado solicitado por los comerciantes uruguayos quienes tienen previsto viajar a la Feria de Cantón.

c) El comercio bilateral todavía queda potencialidades y nuevos puntos de crecimiento por explorar. Sobre todo las variedades y cantidades de productos uruguayos exportados a China quedan espacios de aumento, por ejemplo carne, productos lácteos, vinos, etc. Siendo carne bovina el mayor producto de exportación de Uruguay, hace décadas ya consiguió la licencia de exportación a China. Sin embargo hasta el momento sólo representa un pequeño porcentaje en el comercio bilateral, además se exporta mayoritariamente medudencias, poca carne. Por supuesto, el costo de transporte constituye una factor importante del alto precio de la carne uruguaya en el mercado chino. Pero a mi juecio, el precio se distingue por la calidad. La carne uruguaya se caracteriza por su buena calidad y ser totalmenete natural, debería existir demandas en las familias de ingreso alto o hoteles de lujo en China. El problema es la falta de conocimiento. Por lo tanto, para entrar en el mercado chino, las empresas uruguayas deben poner más promoción y publicidad, resaltando sus características como natural y sana. Para un mercado tan inmenso como China, si lograra conquistar el gusto de un pequeño porcentaje de consumidores, la carne uruguaya no alcanzaría la demanda.

Sin duda alguna, el desarrollo de las relaciones comerciales entre China y Uruguay también tiene aspectos por mejorar, por ejemplo el déficit de la parte uruguya. Debemos admitir que el déficit es un fenómeno normal entre los comercios bilaterales, además es variable. En los primeros diez años después de las relaciones diplomáticas, la parte uruguaya siempre tuvo superávit. La situación cambió despúes en 1998. La parte china nunca procura tener superávit en el comercio exterior, esperamos que el comercio bilateral pueda mantener un desarrollo equilibrado. Y siempre le damos la bienvenida a la parte uruguaya que vaya a explorar el mercado chino, buscar el productos correcto para exportar y aumentar exportaciones a China, logrando de esta forma un equilibrio del comercio bilateral.

Amigos,

Hoy en día la situación de la economía mundial no es muy optimista. Aunque con los rápidos crecimientos de los países emergentes, la economía mundial logró recuperarse lentamente, las contradicciones profundas de la crisis financiera no son solucionadas eficientemente, y la crisis de eurozona es bastante grave, el comercio internacional hoy enfrenta muchos factores inestables. Si se empeore la situación, obviamente el comercio entre China y Uruguay sería afectado y pueda haber recesos de corto plazo. Pero estoy convencido de que, con los esfuerzos mancomunados de ambas partes, y a través de majorar la estructura comercial, aumentar cooperaciones e intercambios, la buena tendencia de desarrollo del comercio sino-uruguayo se mantenga a largo plazo.

Uds. son los actores impulsores del desarrollo comercial sino-uruguayo , y también los beneficiados. Espero que y a través sus propios esfuerzos y desarrollos se contribuyan a la contínua profundización de las relaciones comerciales bilaterales. La Embajada de China en Uruguay está dispuesta de trabajar juntos con Uds para empujar el desarrollo comercial entre ambos países, serviendo al desarrollo económico-social de los dos países y el bienestar de ambos pueblos.

Muchas gracias!

Suggest To A Friend:   
Print