Chino > EMBAJADOR
Palabras del Embajador Wang Gang en el acto de donación del Gobierno uruguayo
2020/02/19

Palacio Santos, 19 de febrero de 2020

 

Excmo. Sr. Emb. Ariel Bergamino, Subsecretario de Relaciones Exteriores,

Damas y caballeros, amigos todos,

Muy buenos días.

Ante todo, quisiera exteriorizar, en nombre del Gobierno y pueblo chinos, nuestro sincero agradecimiento al Gobierno y pueblo uruguayos por la donación de insumos médicos contra la epidemia del coronavirus.

En luengo camino y en cama angosta, se conocen los amigos. Ya en 2008, cuando el gran terremoto de Wenchuan, el Gobierno uruguayo tuvo la amabilidad de donar un equipo de tratamiento de agua cotizado en 100 mil dólares. La presente donación es el pleno reflejo del alto nivel de nuestra Asociación Estratégica, la fraternal amistad del Gobierno y pueblo uruguayos hacia sus pares chinos y su firme apoyo a la lucha de China contra la epidemia, así como del espíritu de ayuda mutua en tiempos difíciles que caracteriza a la comunidad de destino de la humanidad.

A raíz del brote de la epidemia, el Gobierno chino atribuyó suma importancia a la misma, el Presidente Xi Jinping giró una serie de instrucciones, en menos de 20 días, convocó tres sesiones del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China, disponiendo personalmente la lucha contra la epidemia.

El Gobierno chino ha adoptado las medidas de prevención y control más cabales, severas y radicales jamás conocidas en la historia, muchas de ellas son mucho más estrictas que las exigidas por las Regulaciones Sanitarias Internacionales (IHR 2005, por sus siglas en inglés), por ejemplo, aislar la ciudad de Wuhan a toda costa, en aras de evitar su propagación, se movilizaron a más de 30 mil médicos de todo el país para asistir a Wuhan y a la provincia de Hubei, se construyeron en 10 días dos nuevos hospitales en Wuhan, y se están hospitalizando a todos los pacientes confirmados, medidas que no sólo han mostrado la gran responsabilidad para con la vida y salud del pueblo chino, sino también el ingente esfuerzo en salvaguardia de la salud de los pueblos de todas las latitudes y de la seguridad sanitaria pública internacional.

Los hechos y números se han encargado de demostrar que, las medidas categóricas tomadas por China son correctas y eficaces. Los casos confirmados fuera de Hubei decrecieron en 15 días consecutivos, más de 12 mil pacientes fueron dados de alta, superando con creces y durante muchos días el número de fallecidos. Abrigamos la plena convicción, la capacidad y la certeza de vencer cuanto antes la epidemia.

Como un gran país responsable, China ha adoptado, desde el principio, una actitud abierta y transparente, informando oportunamente y desarrollando una cooperación internacional, en aras de impedir la proliferación de la epidemia. Hasta la fecha, los casos de infectados fuera de China no alcanzan ni el 1% de su totalidad, Sudamérica está libre de la epidemia, lo cual ha demostrado que China ha adoptado las medidas más contundentes, aportado titánicos sacrificios e importantes contribuciones al control de la propagación de la misma, en defensa de la vida y la salud de los pueblos de todas las latitudes, objeto de una alta valoración por parte de las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud, como un ejemplo para el mundo entero de cómo se debe cuidar a la población frente a una situación de esta naturaleza. Más de 160 mandatarios de países y organismos internacionales hicieron llegar sus mensajes de solidaridad y apoyo, reconociendo enteramente las resueltas medidas adoptadas por China y manifestando su plena confianza en que China logrará la victoria final.

Ante la inesperada epidemia, el Gobierno y pueblo uruguayos, así como amigos de los diversos círculos han expresado su solidaridad y apoyo a China, donando por todos los canales insumos médicos contra la epidemia. Hago propicia la oportunidad para reiterar nuestra sincera gratitud al Gobierno uruguayo, a los gobiernos departamentales de Lavalleja, Paysandú y San José y a Conaprole, entre otras empresas privadas, así como a todos los amigos uruguayos que nos han hecho llegar su solidaridad y apoyo.

La sabiduría popular reza: La fe mueve montañas. Soy un convencido de que, no hay invierno que no pase ni primavera que no llegue. Con la firme conducción del Partido Comunista de China, la enorme superioridad del sistema socialista con peculiaridades chinas, la frotaleza del pueblo chino y el gran apoyo de la comunidad internacional, con Uruguay incluido, venceremos sin duda esta epidemia.

No quiero terminar las palabras sin antes reiterar mi sincero agradecimiento al Excmo. Sr. Canciller Rodolfo Nin Novoa y al Excmo. Sr. Emb. Ariel Bergamino, Subsecretario de Relaciones Exteriores, por su gran aporte al desarrollo de los lazos uruguayo-chinos, al frente de esta Cancillería.

Muchas gracias a todos.

Suggest To A Friend:   
Print