Chino > EMBAJADOR > DISCURSOS DEL EMBAJADOR
Embajador Wang Gang publica artículo en diario El Observador
2019/08/06

El 6 de agosto de 2019, el diario El Observador publicó un artículo titulado “La economía china en la primera mitad del 2019” del Excmo. Sr. Wang Gang, Embajador de China en Uruguay.

He aquí el texto completo:

Ante un panorama económico internacional complejo y cambiante, la economía china mantuvo su tendencia hacia la mejora sobre la base de un crecimiento estable en la primera mitad del año, con una continua optimización y actualización de la estructura económica y un positivo avance del desarrollo de alta calidad, caracterizada por los siguientes aspectos:

Primero, la economía se ha mantenido básicamente estable dentro de unos límites razonables, con un incremento del 6,3%, lo cual no ha sido fácil en un contexto mundial en el que la economía se desacelera y la tensión comercial se intensifica.

Segundo, el empleo y la inflación se han mantenido estables. Se crearon 7,37 millones de empleos urbanos, cumpliendo el 67% de la meta anual. Mientras el índice de precios al consumidor (IPC) subió un 2,2% en comparación con el mismo período del año pasado, dando continuidad a una suba moderada. El crecimiento real de la renta disponible per cápita llegó al 6,5%, 0,2% más que el crecimiento económico.

Tercero, el desempeño de los tres motores de la economía se ha mantenido estable. La contribución del consumo al crecimiento económico llegó al 60,1%, lo cual significó un 3,8%, la inversión en activos fijos subió un 5,8%, la importación y exportación de bienes crecieron un 3,9%, la contribución de la exportación neta al desarrollo económico ascendió al 20,7%, con un incremento del 36,8%. El sector servicios contribuyó al crecimiento en un 60,3%.

Cuarto, la reducción a gran escala de impuestos y tarifas procedió sin contratiempos, activando la vitalidad del mercado. Una serie de políticas de reducción de impuestos y tarifas, como la profundización de la reforma del IVA y del IRPF, han logrado resultados notables, se registraron de enero a mayo 2,86 millones de nuevas empresas, un promedio diario de 18.900 y el número de comercios individuales recién registrados aumentó en más del 20%.

Quinto, los impulsos de innovación continúan creciendo y las industrias emergentes avanzan con fuerza. El número de solicitudes de patentes ha aumentado sustancialmente, potenciando la inversión en investigaciones básicas y apoyando a subsanar los puntos débiles de las principales bases científico-tecnológicas. La construcción de nuevas infraestructuras como 5G ha avanzado firmemente, la transformación y actualización industriales se han acelerado y las manufacturas de alta tecnología así como las industrias emergentes estratégicas han logrado un crecimiento mucho más rápido que las industrias en su conjunto.

Sexto, se amplía continuamente la apertura cumpliendo plenamente nuestros compromisos. Hoy por hoy, el nivel arancelario promedio ha caído del 15,3% en el momento de la adhesión a la OMC al 7,5%, y la tasa impositiva promedia ponderada por el comercio es de sólo 5,2%. Las manufacturas están prácticamente abiertas, y las restricciones de acceso a los sectores servicios y financiero continúan disminuyéndose. La solución china de “la Franja y la Ruta”, aportada a la gobernanza global, se ha convertido en una nueva plataforma para integrar a más países y regiones a la globalización económica y lograr un desarrollo inclusivo, interconectado y de ganar-ganar.

Han surgido múltiples cambios en el entorno interno y externo del desarrollo económico de China en lo que va del año, con grandes presiones a la baja. China no ha aspirado deliberadamente a la velocidad del crecimiento. Por un lado, ha garantizado el funcionamiento de la economía dentro de unos límites razonables de conformidad con la nueva concepción del desarrollo, y por el otro, ha prestado más atención al ajuste estructural, la transformación y la actualización. No existe una relajación deliberada de las políticas para mantener la velocidad. Por lo tanto, el crecimiento económico de China en la primera mitad del año fue sólido, de calidad, sostenible, muy valioso y sustentado en un desarrollo ulterior. La tendencia general de la economía hacia la mejora a largo plazo sobre la base de la estabilidad no se ha alterado ni se alterará en el futuro.

El desarrollo estable, sano y sostenible de la economía china goza de sustentos más que suficientes: Una China más abierta, que hará sin duda mayores contribuciones al desarrollo económico mundial, casi 1.400 millones de habitantes, 900 millones de manos de obra, 170 millones de talentos altamente educados y cualificados, el mayor grupo de renta media a nivel global y más de 100 millones de agentes de mercado, a lo que se suman la fuerte dirección del Partido Comunista de China, la ventaja política de centrar fuerzas en importantes proyectos, la sólida base material y tecnológica acumulada con el desarrollo sostenido y rápido a raíz de la reforma y apertura, la gran resiliencia, potencial y margen de maniobras de desarrollo, la rica experiencia en regulación macroeconómica y suficiente espacio que brindan las políticas, todo ello nos ha llenado de condiciones, capacidades y la plena convicción para afrontar diversos tipos de riesgos y desafíos.

Suggest To A Friend:   
Print